17 de 05 de 2012

Posiciones de parto… puedes elegir

El parto es quizá el momento más impresionante en la vida de una mujer. Sin embargo y pesar de toda la información que existe –para las primerizas– el instante de parir es al mismo tiempo el punto más esperado, pero también el más temido. Por eso es muy importante llegar muy bien preparadas.

A pesar de que ya en 1985 la OMS hacía varias recomendaciones en un artículo llamado “Tecnologías de parto apropiadas”, recién ahora se han popularizado conceptos como parto humanizado y apego. Bajo esta nueva perspectiva, las mujeres deberían tener mayor poder de decisión sobre cómo quieren parir, empezando por la posición que adoptarán a la hora de dar a luz.

La llamada posición ginecológica o de espaldas, que es la más usada en el mundo entero, ahora entra en polémica. Primero porque no facilita la labor de parto, y estrecharía el canal de parto. Sus detractores también alegan que que deja a la mujer fuera de lo que está pasando con su cuerpo. A su favor, sí es muy cómoda para el médico, ya que le permite una amplia visibilidad del acontecimiento y estar atento ante cualquier eventualidad. Tambié se argumenta que disminuye las posibilidades de hemorragia.

Después está la posición vertical, usada por las mujeres indígenas y pueblos más antiguos. Aquí lo importante es que el tronco esté vertical, pero las piernas pueden variar: sentada, en cuclillas, de rodillas, semi sentada. La mujer debe adoptar la pose que más le acomode e incluso la puede ir cambiando a medida que transcurre el trabajo de parto. Ayuda al nacimiento por la fuerza de gravedad y porque permite el que la madre se mueva. Sin embargo, quien adopte esta posición debe estar clara que tiene que parir sin anestesia, sin epidural, ya que las piernas juegan un rol fundamental y no pueden estar adormecidas.

También está la opción de parir en cuadrupedia (4 patas) o bien de lado, ambas aminoran el dolor de espalda. Otras posibilidades son parir en el  agua, pero de eso hablaremos otro día. Lo más importante es que si tienes dudas, converses estas opciones con tu doctor, ya que cada mujer es un mundo, y cada emabrazo diferente. ¡Suerte!

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último